sábado, 5 de abril de 2014

Combustibles Fósiles. El petróleo y el carbón


El 90 % de la energía que consumimos actualmente pasa a través de procesos de combustión química, hay que añadir que la práctica totalidad del combustible empleado es de tipo fósil. Es decir, un producto generado hace millones de años.




Los tres tipos de combustibles fósiles existentes corresponden a los tres estados de la materia: sólidos, líquidos y gases.




 Los carbones, el petróleo y el gas natural.
Todas estas sustancias se usan para obtener energía mediante su combustión con el oxígeno del aire.




Esta energía es la que hace mover los coches, los camiones y los barcos; la que mantiene la calefacción, y la que, en las centrales termoeléctricas, permite generar la electricidad que llega a las industrias y a las ciudades.

El Petróleo

Se distinguen cuatro tipos de carbones: la turba , el lignito, la hulla y la antracita.
En España hay pocos yacimientos de turba, carbón que también se utiliza como fertilizante orgánico. En cambio hay numerosos yacimientos de lignito (Teruel), de hulla y de antracita (Asturias y León). Se trata de carbones de muy buena calidad pero difíciles de extraer. Esto hace que solamente sean rentables cuando el precio del petróleo es muy alto.

El Carbón

 En España casi no hay producción de petróleo. Sólo se puede mencionar el yacimiento de Amposta (Tarragona). Del petróleo, además de energía también se obtienen los plásticos. Actualmente se está ampliando a toda España el gran gaseoducto que ya distribuye a las casas el gas natural procedente de Argelia.

Deforestación




0 comentarios:

Publicar un comentario